Menú

El viento cálido del mar, en un enero hecho de esperanzas, en el escenario ya familiar de Oliva: así se abrió nuestra temporada 2022, todos juntos, mirando hacia un año lleno de expectativas y esperanzas. Una temporada que comenzó de la mejor manera posible, con la victoria de Giovanni Lonardi en la primera carrera del año: su esprint en Valencia, su grito de alegría que se mezcló con el de todo el equipo, los abrazos de un grupo que enseguida se mostró unido y fuerte.

Volver a crecer. Este fue el objetivo del equipo en su segundo año en la categoría Profesional, después de un mágico 2021 que había traído la victoria en la etapa del Zoncolan en el Giro de Italia con Lorenzo Fortunato. Volver a crecer gracias a las confirmaciones de los ciclistas más fuertes -Fortunato y Albanese sobre todo- y a la llegada de una mezcla de experiencia y juventud para reforzar el grupo. Crecer como equipo, crecer como grupo gracias al refuerzo de la plantilla para hacer frente a las exigencias de una temporada intensa. Y crecer como grupo de compañeros de viaje, aquellos patrocinadores que han decidido apoyarnos y compartir esta gran aventura.

Tras la victoria de Lonardi en Valencia, la temporada continuó con el calendario español y el Tour de Antalya antes de estallar con las carreras italianas: porque la otra gran victoria es la confirmación de las invitaciones de los organizadores a las pruebas más importantes. Tirreno-Adriático, Strade Bianche, Milán-Sanremo, Giro de Lombardía y, sobre todo, Giro de Italia. Así pues, cabezas abajo y a pedalear: una Tirreno-Adriático con los tres días de Davide Bais con el maillot verde, una Milano-Sanremo con la larguísima escapada de Samuele Rivi y la obra maestra de Vincenzo Albanese capaz de acabar undécimo, primero entre los italianos y junto a los corredores más fuertes del mundo.

La aproximación al Giro de Italia fue un viaje sereno y convencido, puntuado por los días de carrera y la sana competencia para estar en el grupo de ocho corredores que serán elegidos para estar en la Grande Partenza de Budapest. Llega la cita con la carrera más importante, la que todo ciclista sueña con vivir, y lo hace con olor a fiesta, con las tres primeras etapas en Hungría compuestas por plazas y calles llenas de aficionados: ¿cuánto habíamos echado de menos, en los últimos años, el calor de la gente? El calor de los aficionados al ciclismo, de los cada vez más numerosos seguidores de EOLO KOMETA, de los seguidores de Erik Fetter, aclamado como un héroe nacional en sus etapas de casa. Es el Giro de Italia, y nuestro deseo es merecer cada día el comodín de los organizadores: hay ganas de lucirse siempre, hay ganas de ganar y de intentar entrar en la clasificación con Lorenzo Fortunato. La victoria, en las tres semanas de carrera, no llegó: sólo rozada con Mirco Maestri, sólo acariciada por Lorenzo Fortunato, sólo vista de cerca con Vincenzo Albanese capaz de situarse entre los mejores en varias ocasiones. Llegaron los días del maillot azul, el de mejor escalador, para Diego Rosa, y llegaron los días de pasar al ataque, respetando cada día una carrera tan importante hasta la meta en la espléndida cúpula de la Arena de Verona.

Pero una temporada no termina en mayo. Después del Giro de Italia seguimos corriendo de la única manera que sabemos: buscando la victoria. La victoria llegó en la contrarreloj individual de los campeonatos nacionales húngaros con Fetter, la victoria llegó en el Tour de Limousin con un espléndido Vincenzo Albanese, finalmente con los brazos en alto después de tantos buenos puestos. También hubo un poco de mala suerte, con las numerosas caídas que impidieron a Fortunato luchar con los líderes en la Adriatica Ionica Race, la Vuelta a Eslovenia y, de nuevo, en la Vuelta a Lombardía. Sin embargo, Fortunato pudo confirmar su talento con puestos en el Giro dell’Emilia y el maillot de lunares ganado en el Tour de Eslovaquia.

El objetivo era crecer, y sí: el objetivo se consiguió. Tantos pasos adelante para un equipo que sólo ha aparecido en el panorama ciclista mundial hace unos años pero que ha sabido mantenerse firme en sus valores, nacidos con la filosofía de la Fundación Alberto Contador y nunca abandonados. Un objetivo que nunca olvidaremos y que siempre tendremos presente. Porque sí: la historia continúa.

Corredores

Vincenzo Albanese
Davide Bais
Simone Bevilacqua
Mark Christian
Márton Dina
Alessandro Fancellu
Alessandro Fedeli
Erik Fetter
Lorenzo Fortunato
Sergio Garcia
Francesco Gavazzi
Arturo Grávalos
Giovanni Lonardi
Mirco Maestri
Alex Martín
David Martín
Edward Ravasi
Samuele Rivi
Alejandro Ropero
Diego Rosa
Diego Pablo Sevilla
Daniel Viegas

Nunca olvidaremos este 2021. Pasará a la historia, a nuestra historia, como el año en que nos hicimos grandes. Pasará a la historia, a nuestra historia, como el año de las primeras veces: la primera vez en la categoría Pro, la primera vez en una carrera World Tour, la primera vez en el Giro de Italia, las primeras victorias frente a los grandes del ciclismo mundial.

Un año compuesto por novedades, la primera de las cuales tiene un nombre que recuerda a una antigua divinidad: Eolo. La empresa italiana, líder en el campo de la banda ultra ancha para el mercado residencial y empresarial, con su fundador Luca Spada ha decidido casarse con nuestro proyecto y unirse a nuestro patrocinador histórico Kometa. Una llegada importante, decisiva para un salto de categoría largamente soñado y por fin convertido en realidad. El equipo ciclista EOLO-KOMETA es por fin una maravillosa realidad. El equipo se refuerza para prepararse para la nueva realidad, entre las confirmaciones de los que han actuado bien y las nuevas llegadas. Y es estupendo estar juntos por primera vez en la concentración de Oliva en diciembre de 2020: mirar a nuestro alrededor, contarnos y darnos cuenta de que todo es verdad, de que no es un sueño.

Comienza la temporada, paralizada por la pandemia que no da tregua y cancela la mayoría de las carreras españolas en febrero. El calendario italiano se puso en marcha de inmediato, con la participación del equipo EOLO-KOMETA en aquellas carreras que hasta unos meses antes sólo se habían visto por televisión: un bautismo World Tour con la Strade Bianche, el Trofeo Laigueglia y la magia de la Tirreno-Adriático, donde Vincenzo Albanese lució el maillot verde durante dos días como líder de la clasificación de los escaladores.

Pero la mejor noticia, la que hace temblar las piernas de emoción, llega con la Wild Card concedida al equipo para participar en el Giro de Italia: la carrera más soñada, la que Alberto Contador e Ivan Basso han ganado y vuelto a ganar, la que todo corredor imagina de niño. EOLO-KOMETA estará en la salida de la carrera rosa de Turín con la emoción de un debutante, pero con el deseo de correr para dejar su huella. Y cada día, cada etapa, el equipo corre y lo intenta: dos días con el maillot azul de Albanese (líder de los escaladores), nuestros corredores siempre al ataque y siempre en la escapada, el deseo loco de ganar una etapa. Gavazzi estuvo a punto de ganar dos veces, y Lorenzo Fortunato se impuso en lo que seguirá siendo el día más hermoso de nuestra historia: un triunfo en la etapa del Zoncolan, la etapa reina del Giro, la cima donde Ivan Basso había triunfado 11 años antes. Algo que ni siquiera nos habíamos atrevido a soñar se hizo realidad.

El equipo es ya una realidad del ciclismo mundial: los aficionados nos reconocen, en las carreteras la gente busca nuestros maillots y viene a saludarnos delante del autobús. Un maravilloso Giro de Italia, y una temporada que continúa como empezó: al ataque. Lorenzo Fortunato demostró que la victoria en el Zoncolan no había llegado por casualidad al triunfar en la etapa con llegada al Monte Grappa en la Adriatica Ionica Race y conquistar también la clasificación general. También llegó la victoria de Erik Fetter en el Tour du Limousin, y muchas casi victorias (cuántos puestos para Albanese, y cuánto hubiera merecido un éxito…).

Sí, fue un año que nunca olvidaremos. Y terminó con la llegada de un nuevo e importante patrocinador: Burger King, que, confirmando el atractivo del equipo, decidió sumarse al proyecto, flanqueando a Eolo y Kometa, y a todos los demás socios entusiasmados por relanzar y continuar juntos buscando otras metas.

Y la historia continúa….

Corredores

Francesco Gavazzi
Manuel Beletti
Lorenzo Fortunato
Mark Christian
John Archibald
Samuele Rivi
Vincenzo Albanese
Edward Ravasi
Davide Bais
Arturo Grávalos
Alejandro Ropero
Sergio García
Erik Fetter
Alessandro Fancellu
Marton Dina
Diego Pablo Sevilla
Daniel Viegas
Luca Wackermann
Luca Pacioni
Mattia Frapporti

La tercera aventura en la categoría continental de la Fundación Contador traía de la mano de dos grandes novedades en el apartado de los apoyos, con la llegada de Xstra y sobre todo por la incorporación de AURUM Bikes, pero también con inmejorables perspectivas de cara al futuro. Un proyecto con corredores españoles, italianos, daneses, portugueses y húngaros. La plantilla incorpora a tres prometedores ciclistas desde el equipo sub23 (Fancellu, García, Ropero). Desgraciadamente, como consecuencia de una lesión, Juan Camacho toma la decisión de retirarse a mediados de enero. Por primera vez para el equipo, la temporada arranca en la Challenge de Mallorca. Y desde el banderazo inicial de la primera etapa, un corredor del Kometa-Xstra Cycling Team buscando el protagonismo. Al ataque Riccardo Verza. Gran nivel del bloque en la gran isla balear, gestionando situaciones de carrera adversas para sus intereses. Sergio García destacará en la Vuelta a Murcia, incluyéndose en una fuga decisiva el primer día y consolidándose en el top diez de la general final. Daniel Viegas protagonizará un podio en la Clásica de Almería por involucrarse en la escapada. En Antalya, Alessandro Fancellu peleará por la victoria en el final en alto de Termessos y acabará tercero en la general final. La emergencia sanitaria mundial ocasionada por el COVID-19 frena en seco la campaña con el equipo listo para competir en Croacia. Durante el confinamiento, el Kometa-Xstra Cycling Team promueve una iniciativa de ciclismo virtual a través de la plataforma Zwift, mientras todos los corredores realizan una gran labor de preparación durante este período sin carreras. La Vuelta a Burgos supone el retorno del equipo a la alta competición y la actuación del Kometa-Xstra Cycling Team es de las más destacadas de la carrera con una búsqueda constante de las fugas. El cénit, en una cuarta etapa en la que Verza, Ropero y Sevilla logran rodar en la misma fuga.  El Circuito de Getxo o l´Ain, esta última con varios aspirantes al Tour de Francia en liza, son otras citas en las que la estructura despliega su desparpajo. Las previsiones de cara al Tour de Hungría y el Giro sub23 son inmejorables y en estos días se confirma que en 2021 el equipo solicitará el salto de categoría de la mano de EOLO. Erik Fetter, muy destacado en Francia, tiene que parar la temporada antes de tiempo después de ser arrollado por un vehículo. En Hungría el equipo vuelve a ser uno de los más activos, con presencia en todas las circunstancias de carrera. En el Giro, en la primera etapa, Alejandro Ropero logra la única victoria del curso y luce durante tres jornadas la maglia rosa. Pero el Kometa-Xstra Cycling Team se coronará como la formación más fuerte de la carrera, el premio al carácter y la determinación desplegados durante un año tan difícil como diferente.

Corredores

Alejandro Ropero
Alessandro Fancellu
Antonio Puppio
Daniel Viegas
Diego Pablo Sevilla
Erik Fetter
Giacomo Garavaglia
José Antonio García
Juan Camacho
Márton Dina
Mathias Larsen
Riccardo Verza
Sergio García

La firma italiana Kometa dio un paso delante de cara a la segunda aventura de la Fundación Alberto Contador en la categoría continental, incrementando su apoyo y su aportación en un proyecto que incorporaba a Uvet Group, Openjobmetis Agenzia per il lavoro, Elmec o Gobik entre otras firmas. Trek, Valtellina, Skoda y Rotor mantenían su confianza el proyecto. El listón del primer año estaba muy alto, no ya por las victorias, sino por las buenas actuaciones. Pero este 2019 acabó deparando una temporada muy brillante en la que la imagen del equipo allá donde compitió siempre se dejó ver, con mucho protagonismo en las fugas y las clasificaciones secundarias. El Kometa Cycling Team destacó especialmente en el renacido Giro de Sicilia y en la Vuelta a Hungría, uno de los objetivos de la campaña ubicado en nuevas fechas a mediados de junio de cara al que se concretó el fichaje de Márton Dina dados los grandes intereses del patrocinador en el país. Las victorias se resistieron, pese a que se acariciaron en varias ocasiones mediante Juan Pedro López, Antonio Puppio y o un durante toda la temporada destacadísimo Stefano Oldani. Las caídas de Michele Gazzoli, fractura en Antalya, o Michel Ries, en la Vuelta a Asturias, trastocaron los planes de la gestión de la campaña. Al final llegarían los dos éxitos, ambos en el Giro del Valle d´Aosta, firmados por Michel Ries y Juan Pedro López. Pero la mayor de las satisfacciones, un éxito adicional para una estructura con un firme afán formativo, llegaría semanas después con la confirmación de que tanto el luxemburgués como el español darían el salto al WorldTour. El italiano Oldani sería ese tercer hombre en promocionar a la élite, de la mano del Lotto-Soudal. También cambiaría de aires al finalizar el año el manchego Isaac Cantón, que promocionaba a la categoría Continental Profesional de la mano del Burgos-BH.

Corredores

Antonio Puppio
Daniel Viegas
Diego Pablo Sevilla
Isaac Cantón
Jose Antonio García
Juan Camacho
Juan Pedro López
Márton Dina
Michele Gazzoli
Michel Ries
Samuele Rubino
Stefano Oldani

El año 2018 es muy especial en el seno de la Fundación Alberto Contador  con la puesta en marcha del equipo continental Polartec-Kometa. Una apuesta que seguía dándole actualidad a un trabajo iniciado en 2013, con la creación del equipo junior, y en 2014, con el sub23. Un conjunto profesional en el tercer escalón del organigrama deportivo ciclista nacido con un marcado espíritu formativo y con el importante papel de ser el equipo de desarrollo del Trek-Segafredo que sin embargo fue mucho más allá del rol de la mera academia de corredores con gran potencial y mucho futuro. Para el debut, una plantilla muy  internacional, con siete nacionalidades presentes: España, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Austria, Eritrea y Colombia. Con un calendario que alternaba pruebas de diferentes niveles, la escuadra sustentada por Polartec, Kometa, Valtellina, Trek, Skoda y Rotor, entre otras firmas, acabó cuajando una temporada notable en la que no faltaron los momentos para la celebración. Las diez victorias con las que se concluyó la temporada le convirtieron en el segundo plantel con más éxitos dentro del panorama español, solo por detrás de todo un ‘WorldTour’ como el Movistar Team. El italiano Matteo Moschetti, con nueve éxitos, fue el principal contribuyente en este apartado. El genial velocista transalpino, con dos victorias en el Tour de Normandía, otra en la Vuelta a Hungría y un gran éxito en la Vuelta a Burgos, fue el gran protagonista de un campo donde el neerlandés Kevin Inkelaar aportó un éxito parcial en el Giro del Valle de Aosta en el que peleó por la victoria final hasta el último día. En su primer año, el Polartec-Kometa ha buscado ser protagonista en todas las carreras en las que ha tomado parte, sin complejos frente a otras estructuras con más rango y experiencia.

Corredores

Awet Abton
Diego Pablo Sevilla
Isaac Cantón
Juan Camacho
Kevin Inkelaar
Matteo Moschetti
Michel Ries
Michele Gazzoli
Miguel Ángel Ballesteros
Patrick Gamper
Wilson Peña

Eolo Kometa
Aurum VisitMalta Dinamo
Retelit Elmec Gobik Skoda
Enve Kask Burger King Sidi Koo Oliva Nova
Vittoria Chiaravalli Lime Bkool Prologo Clique Elite Look Walbike Training Peaks Supersapiens La casa del fisio Lotto Sportlast Bend36 Velotoze Beta Tools Pizzini café John Smith Scicon Life brain