Menú

En casa de los Uría, el ciclismo no es cuestión baladí. Pablo, que se incorpora de cara a 2022 a la estructura sub23 de la Fundación Contador, es el último exponente de clan muy activo en el mundo de las bicicletas.

Su tío José Manuel, mucho más conocido en el mundillo como Coque, fue corredor profesional durante la década de los años 90 del siglo XX y lució los colores de equipos como el Clas-Cajastur, el MX-Onda, el Estepona, el Amica Chips, el Kelme-Costa Blanca o el Polti italiano. Su padre también compitió, aunque no alcanzó el profesionalismo. “La familia de mi padre eran tres hermanos y sólo el pequeño no compitió”, explica.

Fue su propio tío Coque el que propició la primera experiencia del joven Pablo con la competición. Sucedió en Gijón, acaeció con una bicicleta de montaña y se desarrolló en una prueba que había puesto en marcha su familiar. “Yo tenía siete u ocho años. Mi tío organizó una prueba en un parque y yo quise probar. Era mi primera participación en una carrera así. Acabé segundo, pero no volví a competir ese año”, recuerda.

Uría se apuntaría ya al año siguiente a la Escuela de Ciclismo Las Mestas. “Y hasta hoy”, sonríe. Campaña a campaña, fue superando etapas y promocionando entre categorías. “De infantiles a cadetes pasé a MMR, donde estuve también en juveniles. Después cambié de categoría de la mano de Gomur, donde he estado estos dos años. En los primeros años hacíamos mountain bike, pista y las carreras de carretera por los pueblos. Aquello era ir a correr y ya está, no había que entrenar ni nada. Era como un juego”, recuerda.

El ciclista gijonés es un chico tranquillo: “Me gusta ir a pescar alguna tarde, disfruto pasando tiempo con los amigos. No soy muy de fútbol, últimamente sí jugué algo más al pádel y, sobre todo, me gusta mucho ir a patear al monte”. Ramón Fernández, otro de los fichajes del equipo para la campaña 2022, es un amigo y un compañero habitual de entrenamientos: “Salimos mucho, quedamos a mitad de camino y luego nos vamos a buscar el interior”.

Cuestionado sobre sus sueños deportivos, Uría comenta: “Me gustaría ganar alguna de esas etapas largas, con varios puertos…”. Los altos de La Colladiella y La Colladona son dos de sus subidas favoritas.

Eolo Kometa
Aurum VisitMalta Dinamo
Retelit Elmec Gobik Skoda
Enve Kask Burger King Sidi Koo Oliva Nova
Vittoria Chiaravalli Lime Bkool Prologo Clique Elite Look Walbike Training Peaks Supersapiens La casa del fisio Lotto Sportlast Bend36 Velotoze Beta Tools Pizzini café John Smith Scicon Life brain