Menú

38ª Clásica Premundial / 38ª Mundialaren Aurreko Klasikoa
Beasain-Beasain (114 km)

El año 2019 será difícil de olvidar en el seno del Kometa Cycling Team juvenil. Una gran temporada con muchos éxitos entre los que destacan la Copa de España, con victorias en cinco de sus seis puebas, varios títulos autonómicos o las generales de la Vuelta a Besaya, la Bizkaiko Itzulia, la Vuelta a la Ribera del Duero, la Vuelta a Cieza o el Tour de Gironde francés. Aunque la pretensión era lograr este domingo el broche de oro en Clásica Premundial, la prueba guipuzcoana se complicó por una fuga de mucho nivel y un inoportuno pinchazo.

En una temprana fuga de doce corredores encontró sus cimientos el movimiento de seis ciclistas que encaró la parte final de la carrera. Diego Uriarte (Lizarte), Álex Diaz (Bellota), Alejandro Piquero (Ciclos Ébora) y Ander Blázquez (Ulma) acabaron destacándose al mando de la carrera en la primera quincena de kilómetros. Un cuarteto que, más allá de varios movimientos que nacieron por atrás, rodaría con hasta dos minutos (diferencia máxima) sobre el pelotón principal. Blázquez, que sufrió en la ascensión a Liernia, acabó cediendo en Altzo.

Sería en la primera subida a Olaberria cuando a Uriarte, Díaz y Piquero se les unirían, llegando desde un primer grupo de quince unidades que rodaba a poco más de un minuto, tanto Xabier Isasa (Bellota) como Pablo Carrascosa (Ciclos Ébora) y el uruguayo Guillermo Thomas Silva (Arte en Transfer). A minuto y medio, un pelotón en el que el Kometa Cycling Team marcaba el ritmo para evitar que las diferencias se disparasen. Tanto Raúl García como Fernando Tercero estuvieron muy atentos para evitar la formación de nuevos cortes.

Dentro de los últimos 25 kilómetros, a poco más de un minuto de cabeza de carrera, se movió Javi Serrano. El madrileño del Kometa Cycling Team venía rodando con mucha potencia, acercándose a los seis de cabeza de carrera, que rodaban con más de medio minuto a la altura del kilómetro 97. Serrano llegaría a cogerles, pero un pinchazo muy inoportuno finiquitó todas sus opciones de alcanzar la cabeza de carrera. “Conseguí entrar delante, pero al poco de alcanzarles piché. Y ha sido una pena, porque sabía que esa fuga iba a acabar jugándose la victoria”, comenta Serrano.

Los seis de vanguardia, bien avenidos, consolidaron el movimiento mientras atrás se producía un pequeño parón. La victoria estaba delante. El guipuzcoano Xabier Isasa, reciente ganador de la Vuelta a Pamplona, se anotó la victoria después de marcharse en la ascensión a Olaberria y coronar con una veintena de segundos sobre Pablo Carrascosa (Ciclos Ebora) y el uruguayo Guillermo Thomas Silva (Arte en Transfer).  En la meta, 24º a 4:43, el catalán Gerard Bofill se convertía en el primer ciclista del Kometa Cycling Team en cruzar la línea de llegada. Raúl García y Fernando Tercero concluía en las posiciones 34ª y 35ª, a 4:48.

“Los puertos eran duros de porcentajes, aunque cortos. Y todo el día se ha ido muy rápido. Personalmente he acabado contento con las sensaciones que he tenido. El equipo ha hecho un buen trabajo. La pena es que sea la última carrera del año”, aporta Bofill. “Fue una carrera muy rápida y muy loca desde el principio, con muchísimos intentos de fuga en la que al final conseguimos que Javi se metería en un corte pero finalmente pinchó y ya no hubo tiempo de reaccionar”, indica Fernando Tercero.

“El equipo ha funcionado muy bien, los chicos han trabajado genial. Raúl y Fernando han estado pendientes de todos los cortes. Nos faltó tener opciones de jugarnos la victoria, pero no pudo ser. Es una pena. Ninguno de los dos coches neutros que iban delante vieron a Javi pinchado, y eso fue algo que nos privó de estar delante”, concluye Guillermo Gutiérrez, director del Kometa Cycling Team.

Eolo Kometa
Aurum VisitMalta Dinamo
Retelit Elmec Gobik Skoda
Enve Kask Burger King Sidi Koo Oliva Nova
Vittoria Chiaravalli Lime Bkool Prologo Clique Elite Look Walbike Training Peaks Supersapiens La casa del fisio Lotto Sportlast Bend36 Velotoze Beta Tools Pizzini café John Smith Scicon Life brain